Algo más que un masaje chino

August 9, 2016 at 6:53 am

El concepto de masaje chino es un mito. Ir a Massatges Qian Xiang, pagar por un masaje y marcharte sin más, es como marcharte de un restaurante neoyorquino sin dejar la propina correspondiente.

Lo que me gusta de este local es la rotación de masajistas. Cada experiencia se convierte en un descubrimiento, pero en muchas ocasiones se queda en tan sólo eso. Y no intento achacar a nadie por ello. A mí me fascina.

Mis últimas experiencias fueron excitantes. El don que desarrollan estas hermosas mujeres para entretenerte no debería tener precio. Van más allá que un simple masaje de manos. No llegarán nunca al nivel de una geisha, pero si son mujeres que lo dan absolutamente todo por complacerte.

Las habitaciones son acogedoras y amplias. No son espectaculares pero disponen de lo necesario para una relajada terapia corporal.

Si buscas un centro de masajes chinos, este local es ideal para frecuentar cada mes.

El centro está en un local de la calle Bailén con Diagonal, enfrente de la boca del metro ‘Verdaguer’. Si buscas discreción, mejor ir en horas tardías.